Embalse de Quiebrajano (Jaén)

"Barbos y algunos buenos basses en alta montaña"

El embalse de Quiebrajano recoje las aguas del río Valdearazo y las transforma, tras amansarlas solo temporalmente, en el río del que toma el nombre el embalse, Quiebrajano. Tanto la situación del embalse, a casi 800 metros de altitud, como el agreste entorno, con picos cercanos a los 1900 metros, y todo el recorrido de acceso a la presa componen una escena impresionante, muy recomendable para conocer a pie.


A pesar de lo escarpado del entorno, Quiebrajano es un embalse amable, con preciosas aguas turquesa y unos accesos que invitan a pasar el día, bien de excursión, bien de pesca. Con 31,6 hm3 de capacidad, 125 has de superficie y más de 13 km de orillas, ofrece escenarios de todo tipo: playas, cortados, zonas con vegetación, y especies para todos los gustos.


Construido en 1976, Quiebrajano desde sus inicios era considerado un embalse truchero y de pesca de ciprínidos, pero la introducción del black bass cambió considerablemente la escena. El black-bass se convirtió en pocos años en la especie más buscada, relegando a las antiguas protagonistas, las truchas, a un segundo plano.


Durante los primeros años de la década de los 2000, el bass fue poco a poco cogiendo una población interesante, y unos tamaños notables. Las imitaciones de la fauna local, bogas, carpines o truchas causaban furor y daban lugar a buenas pescatas. Sin embargo, con el tiempo la densidad de bass fue decayendo, quizás por la presión, quizás por ciclos naturales que tienen que ver con escasez de alimentos provocada por la propia expansión del bass, y también influida por cambios en el nivel de las aguas. A pesar de ello, el hecho de que parte de la orilla sea inaccesible, ha propiciado la salvaguarda de un reservorio de buenos ejemplares que sigue habitando el pantano. Su pesca debe hacerse, eso sí, una vez que el embalse toma cierta temperatura (recordemos que estamos prácticamente en alta montaña) y usando líneas finas, debido a la transparencia de las aguas.


Dejando a un lado a las escurridizas truchas, la otra especie interesante en Quiebrajano es el barbo, a pesar de que su población también ha sido afectada por la irrupción del bass. Aunque limitada por la inclinación de las orillas y el habitual viento, la pesca a mosca es una buena opción. Podemos encontrar varias zonas de gravilla querenciosas para el barbo y, especialmente, la zona de entrada del río, donde en los meses de primavera encontraremos a buen seguro buenos ejemplares.


Tipo: Agua dulce - Embalse

Pueblo / Ciudad: Jaén, Valdepeñas de Jaén y Campillo de Arenas (Jaén)

Link a google maps: http://goo.gl/maps/PJfrI



Especies Pescables:
      •    Barbo
      •    Black bass
      •    Trucha arco-iris

Técnicas y cebos principales:
      •    Barbos a mosca seca
      •    Black bass a imitaciones de bogas y truchas

Información útil:
El embalse está a unos 20 km. de Jaén capital. Para llegar al embalse desde allí, se toma la JV-2222 hacia Puente de la Sierra. La carretera atraviesa el pueblo y en unos 7 km llegaremos a la presa, donde podemos dejar el coche.

Comparte


Artículos relacionados

Último