Guía de señuelos de pesca de black bass para principiantes

¿Te atrae la pesca del black bass pero no sabes por dónde empezar? ¿Has hecho tus primeras incursiones tres el "verde" sin grandes resultados? No todos somos expertos, y todos hemos empezado de cero, a veces aprendiendo de padres o amigos y otras devorando revistas y, más recientemente, blogs. Si estás en esa situación, te será útil tener una pequeña guía sobre el material que necesitas para acelerar tu iniciación en la pesca del bass. 

Señuelos... ¿duros o blandos?
La respuesta es.... ¡de los dos tipos! Aunque la pesca con señuelos blandos o "vinilos" requiere de una mayor técnica, estos no pueden faltar en tu mochila, tanto por su versatilidad como por capacidad de pesca y su su bajo precio.

A continuación repasamos los señuelos imprescindibles de uno y otro tipo y daremos algunos consejos básicos de uso. 


Jerkbaits
Los Jerkbaits son señuelos duros con forma de un pez delgado. Su nombre viene del término inglés "jerk", tirón, lo que ya nos da pistas sobre su modo de uso. La recuperación básica es dar varios tirones y hacer una breve pausa, y de nuevo dar tirones para hacer otra pausa y así sucesivamente. En general están indicados para aguas claras y suelen funcionar para atraer basses de debajo de vegetación superficial o sobre fondos rocosos.
Jerkbaits, un clásico para la pesca del black bass
Jerkbaits, un clásico para la pesca del black bass
En nuestra caja de señuelos no debe faltar un jerkbait flotante, y otro "suspending", un tipo de señuelos que tienen la misma densidad que el agua y que por lo tanto, tras hacerlo profundizar en la recogida, ni suben hacia la superficie ni se hunden, si no que se quedan "suspendidos". Si has de escoger un solo señuelo, escoge un color que sea natural, o bien uno versátil, como el color llamado "clown", un gradiente que va de rojo (cabeza) a amarillo (lomo y cola). 

Crankbaits
Los crankbaits son unos de los tipos de señuelos recomendables para iniciarse en la pesca del bass por su facilidad de uso (ya que prácticamente solo hace falta lanzar y recoger debido a sus movimientos contorneantes), la cantidad de agua que cubren y la muchas veces facilidad de clavado del pez gracias a sus anzuelos triples. Son imitaciones de peces pasto más o menos "rechonchos", aunque hay variantes que imitan cangrejos y otras presas.
Crankbaits, imprescindibles en el kit de iniciación a la pesca del black bass
Crankbaits, imprescindibles en el kit de iniciación a la pesca del black bass
En nuestro kit de principiante podemos incluir un crankbait de medias aguas y otro de profundidad (la profundidad que alcancen será proporcional a la longitud del "babero"). Además, es interesante tener disponible un señuelo tipo "lipless", un crankbait sin babero que incluye unas bolas en el interior de su cuerpo cuyas vibraciones emitidas al recoger pueden activar a basses en algunas circunstancias. En cuanto a los colores, un "chartreuse" y quizás un "fire tiger", o imitación perca.
Un lipless clásico, siempre una buena opción a probar
Un lipless clásico, siempre una buena opción a probar
Señuelos de superficie
Aunque no sea la técnica que más picadas proporcione en todas las circunstancias, la pesca a superficie es tan espectacular que con obtener una sola picada y posterior pelea merece la pena dedicar unos ratos a ir afinando esta disciplina. Además, al ver la picada se reacciona de manera natural y da lugar a menos fallos en el clavado.
Un señuelo tipo "hélices", una opción para la pesca del black bass a superficie
Un señuelo tipo "hélices", una opción para la pesca del black bass a superficie
Es por ello que se recomienda incluir algún señuelo especialmente indicado para ello para usar, especialmente, cuando se pesca en aguas claras o no muy profundas. Aunque hay señuelos de superficie como los buzzers, que no flotan, para el kit inicial incluiremos aquellos que sean flotantes. Los popper son el ejemplo más representativo de este tipo de señuelos. Hay muchas variedades y colores en el mercado, pero lo diferencial respecto a otros señuelos es su forma, con la parte delantera truncada que emitirá sonidos y vibraciones que podrán atraer a basses, especialmente pescando de cerca de vegetación o árboles sumergidos. 

Spinnerbaits
Los spinnerbaits ejemplifican lo complejo del funcionamiento del instinto de caza del black bass. Cuando alguien que no haya visto nunca antes tiene un spinnerbait en sus manos, muchas veces no puede creer que ese "enjendro" pueda atraer peces. Pero los spinners funcionan, y lo hacen todo el año y en casi cualquier sitio. No obstante no son el señuelo más fácil de usar, pero siempre son imprescindibles en la bolsa de cualquier pescador de bass.
Spinnerbaits, imprescindible para buscar basses a diferentes profundidades
Spinnerbaits, imprescindible para buscar basses a diferentes profundidades
Los spinnerbaits son básicamente un anzuelo grande con una o varias cucharillas y un "faldón" de pequeñas tiras de goma. Pueden usarse a cualquier profundidad, pero especialmente cuando no se detectan los peces con otros señuelos. Si se ha de escoger uno solo, quizás un modelo no muy grande, con una única cucharilla y de un color chillón, como el chartreuse pueda ser una buena opción. 

Señuelos de vinilo
Dejamos para el final el tipo de señuelo que revolucionó la pesca hace ya varias décadas y cuya inabarcable variedad no deja de crecer. Aunque aprender a utilizar este tipo de señuelos es más costoso que los mencionados previamente en este artículo, es imprescindible para cualquier futuro pescador de black bass comenzar a familiarizarse con ellos. Seguro que con el tiempo y con la aparición de resultados irán sustituyendo a otros y ocupando un hueco relevante (si no mayoritario) en nuestra caja de señuelos.

No es objetivo de este artículo hablar de técnicas de pesca con vinilos, (esto daría para hacer toda una colección de artículos), sino mencionar algunos señuelos básicos para iniciarse, así que eso haremos. Y sin duda tenemos que recomendar el clásico vinilo que imita a una de las presas base de la alimentación del black bass: el cangrejo. Hay muchas marcas y colores, pero para empezar, se recomienda escoger un color natural, por ejemplo con tonos verdosos. Montado con un plomito al estilo Texas y recogido a pequeños tirones puede dar resultados en cualquier franja de costa.
El inabarcable universo de los señuelos de vinilo
El inabarcable universo de los señuelos de vinilo

Si el presupuesto permite escoger un segundo paquete de vinilos se puede recomendar un "shad", una imitación de pez con una cola que se mueve rápidamente al recoger. Si además tiene alguna banda rugosa que emita vibraciones, mejor. Un color natural, entre blanco-amarillento puede ser una buena opción. 

Hay muchas opciones más, se puede decir que miles de formas y colores que conforman un universo de señuelos difícilmente abarcable. Todo ello es parte del mundo de la pesca del bass que solo con el tiempo, la práctica y el aprendizaje de los amigos y compañeros de pesca se va vislumbrando, pero que una vez que te atrapa, difícilmente te deja escapar. Esperemos que con estas pinceladas, hayamos allanado algo el camino a aquel que se asoma a este, nuestro universo favorito.

Comparte


Artículos relacionados