Galicia - Guía de Pesca 2016


La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio de la Xunta de Galicia ha publicado una Guía de Pesca que recoge, de manera intuitiva, la normativa de pesca para la Comunidad Autónoma de Galicia durante el 2016 a partir de la Orden del 28 de Enero.

Se trata de una guía exhaustiva, en la que se puede consultar información sobre todos los tramos y masas de agua reguladas, además de tipos de licencias, tasas, y mucha más información. Imprescindible para todo pescador por tierras gallegas.

A continuación, el documento en formato PDF:



Sentencia de 16 de Marzo de 2016 del Tribunal Supremo de especies exóticas invasoras


El Boletín Oficial del Estado ha publicado finalmente la Sentencia del Tribunal Supremo por la que se incluye dentro del catálogo español de especies invasoras a la trucha arcoíris, la carpa común, y la prohibición de extraer y comercializar el cangrejo rojo americano. Esto significa que a partir de este momento se hace efectiva la misma, y queda prohibida la pesca de dichas especies.

En estos momentos complicados para los pescadores deportivos, me vienen a la mente las palabras de José Saramago: "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva; en cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva". La pesca deportiva ha perdido una batalla,pero no es una situación irreversible. Por delante tenemos un camino para revertir esta situación y encontrar una solución justa para todos.

A continuación, el texto de la sentencia:

Castilla-la Macha: Folleto de normativa de pesca 2016


La Dirección General de Montes y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha ha editado el folleto "LA PESCA EN CASTILLA-LA MANCHA TEMPORADA 2016", una guía para el pescador deportivo que recoge las principales disposiciones de la Orden de Vedas de Pesca 2016, en un formato mucho más intuitivo que dicho texto legal.

A continuación, el texto completo del folleto.


La carpa y la sentencia del tribunal: la base científica y una reflexión

La carpa y la sentencia del tribunal: la base científica y una reflexión

El 16 de Marzo del 2016 ha quedado marcado en la historia de España como una fatídica fecha en la que se tambaleó la afición de cientos de miles de pescadores deportivos. Aquel día nos despertamos con una noticia cuya posible repercusión quizás fue subestimada inicialmente, pero que, con el paso de las semanas, no ha hecho más que aumentar en su repercusión, hasta el punto en que los más agoreros empiezan a calificar el momento como el principio del fin de la pesca deportiva de agua dulce en España, con lo que todo ello conllevaría, no solo desde el punto de vista de modificación del estilo de vida de cientos de miles de españoles, si no que también noquearía a varios sectores hasta el punto de repercutir gravemente en la economía nacional.

En este artículo pretendemos apuntar nuestro granito de arena a aclarar qué reclama cada parte y promover una solución justa y solidaria.

Fuente: Marchall

Qué dice la sentencia:
La sentencia viene motivada por el recurso contencioso-administrativo interpuesto por CODA-ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ORNITOLOGÍA (en siglas SEO) y la ASOCIACIÓN PARA EL ESTUDIO Y MEJORA DE LOS SALMÓNIDOS (AEMS-RÍOS CON VIDA), contra el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras.

En el recurso se demanda que declare nula la inscripción como especies exóticas invasoras diferentes especies, entre las que se encuentran la Carpa Común (Cyprinus carpio) y la Trucha Arco Iris (Oncorhynchus mykiss) por "la amenaza grave que para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas o la agronomía constituyen".

A la demanda acompaña un dictamen pericial sobre el carácter exótico e invasor de la carpa y la trucha arco-iris, suscrito por un Catedrático de Universidad en el Departamento de Zoología de la Universidad de Córdoba, en el que se evidencia su carácter dañino.

El tribunal decide estimar en parte el recurso y declara la nulidad del Real Decreto 630/2013, por ser disconforme con el ordenamiento jurídico, exclusivamente en lo que se refiere a varios puntos, entre los que se encuentra la exclusión en el Catálogo de las especies Batrachocytrium dendrobatidis, Udaria pinnatifida, Helianthus tuberosus, Cyprinus carpio, Oncorhynchus mykiss, debiendo consecuentemente quedar éstas incluidas en dicho Catálogo.

El efecto inmediato de esto es que la carpa común y la trucha arcoíris, entrre otras especies, ya son oficialmente especies invasoras, por lo que se les considera una amenaza para el medio ambiente y está prohibido tener un ejemplar, transportarlo o comerciar con él, afectando directamente a la pesca deportiva de estas especies, que pasa a ser ilegal.


Qué dice la ciencia:
Hay múltiples estudios científicos que han evaluado la incidencia de las especies invasoras en los ecosistemas. De las dos especies afectadas por la sentencia que más preocupan al pescador deportivo, la trucha arco-íris y la carpa común, encontramos un mayor número de estudios y evidencia científica sobre esta última, por lo que nos centraremos en ella.

Más allá de revisar uno a uno dichos estudios, nos fijaremos en un meta-estudio, es decir, una revisión de estudios históricos que analizan la problemática y que permite llegar a conclusiones más generales. Se trata del reciente estudio "Experimental evidence from causal criteria analysis for the effects of common carp Cyprinus carpio on freshwater ecosystems: a global perspective". L. VILIZZI, A. S. TARKAN, and G. H. COPP. Reviews in Fisheries Science & Aquaculture, 23:253–290, 2015.

En él se repasan 129 experimentos, tanto de campo como de laboratorio de 19 países diferentes. Se analizaron 10 componentes que evidencian los efectos de las poblaciones de carpa común en la calidad del agua, vegetación, invertebrados y vertebrados de los ecosistemas.

El resultado de incrementar la población de carpa común sobre estos componentes fue, en general, el incremento de aquellos que empeoran la calidad del agua, y el descenso de vertebrados e invertebrados. Esto se observó tanto en los experimentos de campo como en los de laboratorio.

Sobre estos resultados hay algunos matices. Los autores del estudio evaluaron la fortaleza de cada una de las evidencias observadas mediante un sistema de puntuaciones, obteniendo un índice de fiabilidad de los resultados. Así, la evidencia es muy alta para factores como nitrógeno, fósforo o macrófitos acuáticos, alta para turbicidad, sólidos suspendidos, peces e invertebrados bénticos, moderada para fitoplancton y anfibios, inconsistente para zooplancton e insuficiente para aves acuáticas.

Fuente: José Luis Martínez Jiménez

Así se puede concluir que, en general, la presencia de la carpa común influye negativamente sobre los factores estudiados y que la evidencia es suficiente o alta para la mayor parte de ellos.


Objeciones:
En primer lugar tenemos que tener en cuenta el contexto. Los estudios fueron realizados en países de todo el mundo, con grandes diferencias, no solo en el ecosistema, si no también culturales. Así, mientras que la percepción social del efecto producido por la carpa en países como EEUU, Canadá, Australia o Nueva Zelanda es negativa, en Europa o Asia es positiva o (como el caso de España) indiferente. La "preocupación" a nivel científico también es acorde a la percepción social.

Uno de los argumentos que se ha escuchado a lo largo de estas semanas entre los defensores de la carpa ha sido la presencia de la misma desde la primera introducción en la península por los romanos. Aunque este argumento no ha sido considerado por el tribunal, sí que tiene su importancia, ya que está ligado a otros elementos clave en esta disputa: los embalses. Los mismos romanos construyeron en España una red de embalses y de otras estructuras acuáticas que después se poblaron de carpas para uso alimentario. Sobra decir que los embalses no son sistemas naturales, y en muchos de ellos, la carpa fue una de sus primeras habitantes. El daño al ecosistema supuestamente producido por las carpas en el ecosistema no es comparable al daño producido por la construcción del mismo embalse.

La calidad del agua es uno de los factores que sirven de argumento para tumbar a la carpa. Es cierto que el incremento de la población de carpas empeora en parte la calida del agua, pero hay que poner las cosas, de nuevo, en contexto. La mayoría de nuestros embalses están siendo usados para desaguar aguas provenientes de poblaciones cercanas, industrias, explotaciones ganaderas... o como auténticos vertederos en algunos casos. La contaminación humana afecta de una manera mucho más directa y relevante a la calidad del agua. El día que se mejoren los sistemas de tratamientos de aguas, podremos mensurar hasta qué punto están afectando las carpas en los embalses españoles en esta cuestión.

Fuente: High Contrast

Por último, la rotundidad de la sentencia abruma. En un tema tan importante que afecta a un sector relevante de la sociedad, se echa de menos una sentencia más medida y cuidadosa. Quizás la aplicación de medidas a algunas reservas, por la relevancia de su valor medioambiental, para tratar de mantener la fauna y su equilibrio original, podía ser entendida por la comunidad mucho mejor que una decisión salomónica como la tomada.


Qué podemos hacer:
Promover una reflexión teniendo en cuenta todas las opiniones y todos los factores en juego, económicos, sociales y naturales, tratando de entender todas las posturas y sugiriendo medidas justas que permitan equilibrar intereses. Crear foros de opinión en las redes sociales y trasladar esta opinión a los legisladores. Entre todos, buscar un escenario en el que ecosistema, trabajadores del sector, pescadores y las propias carpas y truchas, podamos convivir.

Espigones de Santa Pola (Alicante)

"Una costa a la medida del pescador"

Santa Pola es una bonita localidad alicantina de gran interés turístico por sus bonitas playas y agradable clima, pero también por otros atractivos como los restos arqueológicos, sus salinas, o su importante y activo puerto pesquero, muy interesante desde un punto de vista histórico y cultural.


Claramente la pesca ocupa un lugar importante en la vida de la ciudad; principalmente la profesional, que da ocupación a un porcentaje importante de sus habitantes, pero también la pesca recreacional. A lo largo de sus 15 kilómetros de costa encontraremos una secuencia de playas y espigones muy sugerente para el pescador deportivo. Como no podría ser de otra forma, en Santa Pola hay una gran afición por la pesca, tanto entre locales como visitantes. Basta una visita por la ciudad para encontrar numerosas tiendas de pesca, indicaciones sobre la regulación de la pesca deportiva en los espigones, y una caña lanzada en cada ángulo del horizonte adonde dirijamos nuestra mirada.


Dos de los componentes de la vida estival en Santa Pola, turismo playero y pesca, no son, sin embargo, fáciles de encajar a la perfección, por lo que la actividad de la pesca deportiva está fuertemente regulada, y con importantes sanciones en caso de incumplimiento. Para más información, ver sección "Información Útil".

Pero vayamos ya con la pesca. Un primer paso para el que visita por primera vez la ciudad con interés de echar la caña, puede ser acercarse hasta el Acuario municipal, ya que podrá encontrar una variedad representativa de las especies marinas de la costa de la ciudad. La mayoría de los ejemplares han sido donados por pescadores locales. Después de imaginar la posibilidad de pescar las grandes doradas o los increíbles meros que nadan por los diferentes tanques del acuario, podemos acercarnos al puerto, especialmente por la tarde. A la entrada del mismo encontraremos diferentes puestos de pescados y mariscos recién capturados. Finalmente, internarnos en cualquiera de los espigones e iniciar una conversación con algún pescador local o bien acercarnos a comprar cebo a alguna de las tiendas que hay cercanas al paseo marítimo y pedir consejo puede ser la llave para mejorar nuestras posibilidades de éxito.

Son los espigones los mejores lugares de la ciudad para la pesca, por su comodidad y por evitar molestias, especialmente fuera del invierno. Uno de los mayores, el espigón que cierra el canal de entrada de embarcaciones al puerto al final del paseo Adolfo Suárez (el del Club Náutico), está especialmente acondicionado, pero también otros, como el de Tamarit y otros muchos, con agujeros para insertar la caña cada cierta distancia de seguridad. En general encontraremos poca profundidad: en las playas de Santa Pola apenas se gana profundidad con la distancia, por lo que procuraremos situarnos en los puntales de los espigones. Además de permitirnos ganar metros, optaremos a más especies, y en teoría de mayor tamaño, que las que entran en las playas y calas.
Las zonas autorizadas están marcadas en el siguiente mapa:


Son múltiples las especies que podemos encontrar en la bahía de Santa Pola, y, por lo tanto, susceptibles de acercarse a las zonas alcanzables desde tierra. Dejando a un lado a una gran variedad de crustáceos, que copan gran parte de la pesca profesional, especies como palometas, herreras, bogas, salmonetes, congrios o la codiciada dorada entre otras muchas se acercan frecuente o puntualmente hasta la zona de costa.


La dorada es quizás la reina de esta costa. Su pesca supone dedicación y un conocimiento de sus costumbres. Estas no son ciencia exacta, pero hay claves que nos pueden dar más posibilidades. La dorada se acercará a aquellas zonas de rocas en busca de moluscos o bien tras pequeños crustáceos, por lo que podemos tratar de lanzar a las zonas donde haya mejillones. Por otro lado, el factor del poco calado nos obligará a hacer lances largos si queremos optar a los mayores ejemplares, por lo que deberemos adecuar nuestro equipo.


Los cebos, similares a otras zonas del mediterráneo. Podemos conseguir cebo vivo fácilmente en el mismo pueblo. La económica sardina o morralla que podemos encontrar también fácilmente en la zona del puerto podrán valer también en la mayoría de los casos.

En definitiva, Santa Pola es un pueblo que, por múltiples circustancias, invita a la pesca. La posibilidad de practicar cómodamente nuestra afición es una excusa más para acercarnos y disfrutar de esta bonita zona alicantina.

Tipo: Mar - Espigones

Pueblo / Ciudad: Santa Pola (Alicante)

Link a google maps: https://goo.gl/maps/W8mtKS4KCD52



Información útil:
Según la normativa municipal de Santa Pola:
  1. Queda prohibida la pesca en los canales de acceso a puertos, en su interior, y a menos de 100 metros de lugares frecuentados por bañistas, como playas.
  2. En los siguientes espigones se permite la pesca las 24 horas del día:
     - Espigón del Club Náutico
     - Del Parque Xaloc hasta la Ermina (excepto en las Calas del Cuartel, las Tres Calas del Bancal de l’arena y Cala de la Ermita)
     - Espigón de Vatasa (excepto en la cara este)
     - Espigón de Tamarit (lado oeste)
     - Tercer espigón de Avda. Santiago Bernabeu (excepto en la cara oeste)


En el resto de espigones se permite pescar, siempre y cuando se cumpla lo arriba citado, las 24 horas, excepto en temporada de verano (15 de Junio a 15 de Septiembre) y Semana Santa (Jueves Santo a Lunes), en el que horario será entre las 20.00 a 8.00 horas, y la línea o trayectoria se dirija hacia el mar.


Navarra - Folleto informativo de pesca 2016


La Consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local de la Comunidad Foral de Navarra ha publicado un folleto informativo que recoge toda la normativa de pesca en Navarra durante el año 2016, en un formato intuitivo, incluyendo mapas de regiones.

A continuación, el folleto informativo:


Proyecto de reglamento de pesca de Castilla y León

Proyecto de reglamento de pesca de Castilla y León


La Junta de Castilla Y León ha publicado en su "Espacio de participación" el Proyecto de reglamento de pesca de Castilla y León, para su debate público. Este proyecto desarrolla los preceptos contenidos en la Ley 9/2013, de 3 de diciembre, de Pesca de Castilla y León.

El plazo para realizar aportaciones a este espacio de participación finaliza a las 15:00 h. del 24 de mayo de 2016, y se puede hacer a través de este link:


Embalse de San Andrés de los Tacones - Aboño (Asturias)

"Un accesible y verde rincón de pesca"

A un paso de Gijón encontramos este tranquilo embalse que, construido inicialmente para un uso industrial en los años 60 sobre el río Aboño, ejerce de polo de biodiversidad en un entorno verde muy accesible. Sus 60 hectáreas de superficie, que almacenan 4 hm3 de agua, son el hábitat de un gran número de aves y crean una rivera que atrae a pequeños mamíferos como zorros y nutrias.


Las buenas comunicaciones y la amabilidad de sus orillas hacen de este embalse un lugar especialmente recomendado para acudir con niños o para personas de movilidad reducida. Quizás por ello fue elegido como escenario para establecer un coto intensivo de trucha, la gran protagonista. Otras especies, como carpines y las casi residuales anguilas, están presentes pero carecen del interés deportivo del salmónido.


La suelta periódica de truchas comunes y, especialmente, arco-iris ha servido durante años para mantener una población piscícola suficiente como para atraer a un gran grupo de aficionados con limitaciones de acceso a otros lugares o bien por su búsqueda de una diversión sin necesidad de grandes complicaciones técnicas.

Que las truchas sean en su mayoría provenientes de un a piscifactoría hace que los días siguientes a su suelta, estas están concentradas y confiadas, siendo su pesca relativamente sencilla. Sin embargo, cada año un grupo de truchas sobrevive a las primeras semanas y se adapta a las condiciones del embalse. Algunas de ellas pueden llegar a alcanzar tamaños enormes, gracias a la falta de otros depredadores en el embalse y a la facilidad de acceso al numeroso alimento (como por ejemplo una buena población de cangrejo rojo). Estas sí que son un reto mayor para el aficionado.


Por otro lado, puntualmente, además de las truchas soltadas de tamaño pequeño-mediano, se realiza una suelta de truchas de gran tamaño, las reproductoras de la piscifactoría. Por mucho que se considere un pez semi-doméstico, una lucha con una trucha de dos o tres kilos es suficiente aliciente como para hacer una parada en este bonito rincón gijonés.

Tipo: Agua dulce - Embalse

Pueblo / Ciudad: San Andrés de los Tacones, Gijón (Asturias)

Link a google maps: https://goo.gl/maps/iSEEGMmkEUz



Especies Pescables:
      •    Trucha Arco-iris
      •    Trucha Común
      •    Carpín
      •    Anguila

Técnicas y cebos principales:
      •    Truchas a cucharilla, crankbait y mosca.

Información útil:
Al embalse se puede acceder a través de la AS-II y tomar la salida 17 hacia AS-266, en dirección AS-363/Veranes/Tremañes/Pinzales por la GI-4. En Rebollada se toma un desvío a la izquierda que en 2 km nos deja en el embalse.
Otra opción es acceder por la AS-326 y después por la GI-4.