Embalse de Maroño (Álava)

"Lucios en un escenario de postal"

Maroño es un idílico embalse situado en uno de los rincones más bonitos de Álava, el valle de Aiaya/Aiara. El paisaje se compone de las míticas cumbres de Sierra Sálvada como telón de fondo, verticales paredes solo alcanzables por los buitres leonados, bosques de robles y pinares donde se esconden lobos, corzos y jabalíes y, al fin, verdes praderas salpicadas de caseríos a través de las cuales el río Izoria hoya un pequeño surco para transportar las frías aguas de mil arroyos que contribuyen a la formación del bello espejo de agua que forma la presa en los días calmados.


El embalse, construido al comienzo de los 90, es modesto en tamaño (tan solo 2 hm3 de capacidad y 27 ha. de superficie) a lo que se une que las orillas son en parte no practicables. La parte más accesible y una de las más atractivas es la zona de la cola en el lado contrario a la carretera. Desde ahí podremos recorrer gran parte de la orilla hasta llegar a una zona boscosa por donde, a través de un sendero solo apto para los más hábiles, podremos alcanzar la presa. En el lado de la carretera no son muchos los puntos en los que hacernos un hueco y poder lanzar. Eso sí, la vegetación de orilla crea refugios más que interesantes para los peces, por lo que la motivación de poder lanzar a uno de ellos puede justificar unos rasguños.


En Maroño hay lucios, y este hecho de por sí es un atractivo suficiente como para atraer a los muchos visitantes del País Vasco, Cantabria y Burgos aficionados al esócido y que cuentan con escasos lugares donde practicar su pesca. Sin embargo su pesca es muchas veces decepcionante. Ni son abundantes ni sus tamaños son los de otros lares, más bien lo contrario. Es difícil capturar un lucio de tamaños cercanos a los 2 kg, y la mayoría de las veces nos tendremos que conformar con pequeños lapiceros.


El lucio, aunque de manera modesta, es el protagonista de un embalse en el que en el pasado fue la trucha común la que cumplió ese papel. De Maroño se han sacado ejemplares enormes, de los que, según dicen, alguno debe quedar. También podemos encontrar truchas arco-iris procedentes de sucesivas repoblaciones de la Diputación. A las unas y las otras habrá que buscarlas en las aguas más profundas del embalse.


Además, en Maroño, entre otros ciprínidos como barbos, carpines y loinas, hay bonitas carpas comunes. Se pescan a maíz y boilies, aunque la gran actividad que se da en sus orillas, especialmente cerca de la cola lo convierte en un buen escenario para la pesca a mosca.

Tipo: Agua dulce - Embalse

Pueblo / Ciudad: Maroño, Ayala/Aiara (Álava)

Link a google maps: https://goo.gl/maps/w45G4



Especies Pescables:
      •    Lucio
      •    Carpa Común
      •    Trucha común
      •    Barbo
      •    Trucha Arco-Iris
      •    Carpín

Técnicas y cebos principales:
      •    Lucios a spinning
      •    Carpas a la inglesa o a mosca

Información útil:
Para llegar al embalse hay que dirigirse a Amurrio. Desde aquí se toma la carretera A-624 hacia Respaldiza y a unos 3 km veremos un desvío a la izquierda que indica "Maroño". Esa carretera lleva directamente al embalse. Podemos aparcar junto a la presa o bien rodearlo y aparcar en la margen contraria tras pasar un caserío (aunque a veces ese tramo no está muy practicable).

Comparte


Artículos relacionados